ESQUEMAS REPORTABLES.


Con motivo de la reforma fiscal para el año 2020, se creó el capítulo sexto en el Código Fiscal de la Federación (CFF), en cual, obliga a los asesores fiscales a revelar esquemas reportables generalizados y personalizados al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

- Autor: Lic. Jonathan Rubio Cinco.

 

De ahí que, resulte es necesario comenzar con definir qué se entiende como esquema reportable (generalizado o personalizado) según la ley. El artículo 199 del Código Fiscal de la Federación señala que:

“Se considera esquema, cualquier plan, proyecto, propuesta, asesoría, instrucción o recomendación externada de forma expresa o tácita con el objeto de materializar una serie de actos jurídicos. No se considera un esquema, la realización de un trámite ante la autoridad o la defensa del contribuyente en controversias fiscales.”

En segundo término, el mismo CFF define a los esquemas reportables generalizados como:

“aquéllos que buscan comercializarse de manera masiva a todo tipo de contribuyentes o a un grupo específico de ellos, y aunque requieran mínima o nula adaptación para adecuarse a las circunstancias específicas del contribuyente, la forma de obtener el beneficio fiscal sea la misma.”

Por último, se define a los esquemas reportables personalizados como:

“aquéllos que se diseñan, comercializan, organizan, implementan o administran para adaptarse a las circunstancias particulares de un contribuyente específico.”

De igual forma, resulta necesario señalar que un asesor fiscal, según el artículo 197 del Código Fiscal de la Federación, es cualquier persona física o moral que, en el curso ordinario de su actividad realice actividades de asesoría fiscal, y sea responsable o esté involucrada en el diseño, comercialización, organización, implementación o administración de la totalidad de un esquema reportable o quien pone a disposición la totalidad de un esquema reportable para su implementación por parte de un tercero.
 
Ahora bien, según el artículo 199 del CFF, estas son las características que deben tener los esquemas para que se consideren reportables:

  • Evite el intercambio de información financiera o fiscal con autoridades extranjeras y autoridades fiscales mexicanas.
  • Evite la aplicación de la ley el impuesto sobre la renta (ISR), a regímenes fiscales preferentes y empresas multinacionales.
  • Actos jurídicos que permitan transmitir pérdidas fiscales.
  • Operaciones o pagos interconectados que retornen la totalidad o parte del monto del primer pago, a quien realizo o socios, accionistas o parte relacionada.
  • Ingresos de un residente en el extranjero los cuales no estén gravados ese aquel país o cuando lo estén de forma reducida.
  • Operaciones entre partes relacionadas en las que:
    • Se transmitan activos intangibles de difícil valoración.
    • Restructuraciones empresariales.
    • Transmitan o concedan el uso o goce de bienes sin contraprestación.
    • No existan comparables fiables.
    • Se use un régimen de protección unilateral.
  • Se evite constituir un establecimiento permanente en México.
  • Transmisión de activos depreciados.
  • Mecanismos híbridos según el 28 fracción XXIII de la LISR.
  • Se evite la identificación del beneficiario efectivo de ingresos o activos.
  • Se tengan pérdidas fiscales que estén por terminar.
  • Evite la aplicación de impuestos sobre dividendos.
  • Arrendamiento de bienes, si el arrendatario lo subarrienda a una parte relacionada del arrendador.
  • Involucre operaciones cuyos registros contables y fiscales presenten diferencias mayores al 20 %.

 

Por otro lado, la información que deberá contener el esquema reportable es la siguiente:

  • Datos fiscales del asesor.
  • Datos fiscales de las personas físicas liberadas de la revelación de la información.
  • Representantes legales de los asesores fiscales y de los contribuyentes.
  • En caso de reportes personalizados que deben ser revelados por el asesor fiscal, se deberá indicar los datos fiscales del contribuyente potencial que se beneficie del esquema.
  • En caso de reportes que deben ser revelados por el contribuyente, se deberá indicar el nombre, denominación o razón social del asesor fiscal.
  • Descripción detallada del esquema y las disposiciones jurídicas nacionales y extranjeras aplicables.
  • Descripción detallada del beneficio fiscal.
  • Información fiscal de las personas morales que formen parte del esquema reportable e indicar si han sido constituidas en los últimos dos años.
  • Los ejercicios fiscales es los cuales se espere o se haya implementado el esquema reportable.

 

Es importante tener presente, que:

  • La revelación de un esquema reportable no implica la aceptación o rechazo de los efectos fiscales por parte de las autoridades fiscales por dicho esquema.
  • No será un antecedente de una investigación fiscal.
  • Los asesores fiscales y el contribuyente obligado a revelar tendrán un número de identificación por cada uno de los esquemas revelados, así como un certificado donde se asigne el número de identificación del esquema.
  • Los contribuyentes se encontrarán obligados a revelar los esquemas reportables, cuando el asesor fiscal no le proporcione el número de identificación al que corresponda un esquema, cuando el asesor fiscal sea residente en el extranjero, cuando exista impedimento legal para el asesor fiscal, entre otros.

 

La información proporcionada con motivo del esquema reportable será evaluada por un comité encargado de analizar la información y estará integrado por el SHCP y el SAT. La opinión del comité podrá impugnarse ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) o podrá iniciar un procedimiento de resolución de controversias previsto en un tratado para evitar la doble imposición, cuando este último sea procedente

Adicionalmente se contemplan sanciones por la omisión de revelar los esquemas reportables para los asesores fiscales y los contribuyentes, los cuales son para los asesores fiscales multas desde 15 mil hasta 20 millones de pesos. Mientras que para los contribuyentes pueden ser desde los 50 mil hasta los 2 millones de pesos, o una sanción de entre el (50% y el 75% del monto del beneficio fiscal que se obtuvo).
Por último, el 18 de noviembre de 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la tercera resolución de modificaciones de la Resolución Miscelánea Fiscal de 2020, la cual contiene la regla 2.22 “De la revelación de esquemas reportables”, misma que señala la información a enviar por asesores fiscales o contribuyentes en la “Declaración informativa para revelar esquemas reportables generalizados y personalizados”.

La anterior publicación derogo la regla 1.3 de la RMF 2020, el cual señalaba él envió de información y documentación que se solicitaría en los instructivos y formatos publicados en el Portal del SAT, sin embargo, con la publicación de la Tercera modificación de la RMF en el DOF, se dio a conocer la información detallada que deberá proporcionar el asesor fiscal o contribuyente.

Siendo así, que, a través de la publicación en el DOF antes señalada, se cuenta con todos los elementos normativos que regulan la obligación de revelar los esquemas reportables. De ahí que los contribuyentes y sus asesores fiscales deberán enviar la descripción detallada del esquema reportable dependiendo de la fracción del artículo 199 del Código Fiscal de la Federación a partir del 01 de enero de 2021.

Por lo tanto, es sumamente importante que los contribuyentes en conjunto con sus asesores fiscales comiencen a prepararse con la información y documentación que forme parte de un esquema reportable, y estar preparados para el año 2021 con el inicio del envío de la información de los esquemas reportables.



VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES:

Cerrar